APROLAB 
Ingeniería y Control de Calidad

COMMISSIONING


COMMISSIONING 

  Mediante el commissioning se asegura la verificación de que los sistemas de la instalación son diseñados, instalados y probados funcionalmente. Se demuestra su capacidad de ser utilizados y mantenidos tanto individual como en su conjunto, para cumplir los requisitos del usuario. Es un proceso sistemático para asegurar que todos los sistemas del edificio funcionan interactivamente según la intención del diseño. El proceso de commissioning regula y coordina la documentación del sistema, la puesta en marcha del equipo, el calibrado del sistema de control, ensayo y equilibrado, ensayos de funcionamiento y formación. 

  Con el commissioning durante la fase de construcción se pretende conseguir las siguientes objetivos específicos según los documentos contractuales:

-  Verificación documental y física: Se trata de verificar que el equipo y los sistemas aplicables están instalados según las especificaciones del proyecto, tal y como se expresa en los documentos contractuales y de conformidad con las recomendaciones del fabricante.

-  Documentación: Se verifica y documenta mediante una auditoria de funcionamiento el estado y correcto funcionamiento de equipos y del sistema de control.

-  O&M: Verificar que la documentación O&M está completo

-  Personal: Verificar que el personal de responsable de las instalaciones está adecuadamente formado y dispone de toda la información necesaria.

-  Resultados: Se documentan todos los resultados obtenidos


RETRO-COMMISSIONING

   Consiste en una evaluación sistemática y rigurosa de las oportunidades potenciales de ahorro en los consumos energéticos de los sistemas del edificio existente cumpliendo con sus nuevos requerimientos de uso. Es el mismo proceso que se aplicaría a un coche, en el que los mecánicos realizarían ajustes en las consignas, controles, componentes e incluso en el diseño del motor para adaptarlo a la nueva forma de conducir del conductor.

  El retrocommissioning está enfocado a comprender e interpretar la operación y mantenimiento de las instalaciones de un edificio existente, con el fin de:

-  Identificar e implantar mejoras del rendimiento, integración y mantenimiento de sus instalaciones y calibrar sus dispositivos de eficiencia energética.

-  Evaluar el confort del edificio para reducir las quejas de sus inquilinos e incrementar su productividad.

Asegurar que el personal de explotación está capacitado para gestionar eficientemente el edificio.

  El retrocommissioning es un proceso para mejorar la eficiencia de los equipos, sistemas e instalaciones de un edificio existente. Permite resolver, muy a menudo, problemas heredados de las fases de diseño y construcción, los que se desarrollan durante la vida del edificio o aquéllos que surgen como consecuencia de los cambios en el uso parcial o total del mismo. El retrocommissioning: una estrategia rentable para mejorar la eficiencia de los edificios existentes

  El alcance de las actuaciones de retrocommissioning no sólo incluye la revisión de los planes de mantenimiento correctivo, preventivo y predictivo sino que llega mucho más lejos, al proponer mejoras integradas que permiten una explotación más fiable, eficiente y segura del edificio.